“Arrescan. Tierra maldita y olvidada, a medio camino entre la leyenda y el folklore de una civilización perdida. Solo los dioses saben porque ha aparecido en el destino de tantas razas, pero así ha sido. La casualidad no alcanza para explicar porqué tantos ojos se han posado en ella en un espacio de tiempo tan exiguo. Aún así las señales que apuntan a que las poderosas facciones del mundo se preparan por algún motivo extremadamente relevante son claras indistintamente de a donde se mire.

La joven República encadena crisis tras crisis. Ya sea de gobierno, bélica o sea  dentro o fuera de sus fronteras. El nuevo orden ofrece muchas dudas ya que la gente siempre ha vivido como le mandaban que lo hiciera. La mayoría de los ciudadanos desde que obtuvieron la libertad, y hasta ahora, no han sabido muy bien qué hacer con ella. Pero en toda crisis siempre hay alguien con los recursos suficientes que saca provecho de ellas. Como el Ejército. El cual dirige expediciones a través de todas las fronteras buscando nuevas oportunidades para engrosar las arcas del estado en tierras menos explotadas… como Arrescan.

Los reinos de Karak Kat han salido de su aparente letargo y vuelve a notarse actividad en las montañas. Se han avistado los temidos drakkars en la costa y esto solo puede significar una cosa; el Clan Bram de Brau ha convocado a los Clanes, hombres del norte y enanos. Célebre es el Clan por ser amigo de los humanos y denostado por ello en los sectores más conservadores de Karak Kat. En el pasado los Bram de Brau han sido reclamados para ejecutar tareas incómodas y poco dignas de la honorabilidad de la raza, aun así, necesarias y siempre como último recurso. Si los barcos del norte amarran, las almenaras arden en los picos y la montaña retumba, la ocasión parece que va a repetirse de nuevo. Esta vez al sur.

Mientras tanto de los confines del mundo proceden hordas de bestias. Abandonan los Enclaves del Demiurgo para dirigirse a un lugar donde por fin excavar los cimientos para erigir el gran enclave del Sur. Más allá de los enclaves seguros del Círculo, en el exterior sus seguidores son cada vez numerosos, más confiados y empiezan a no esconderse. Después de muchos años ocultando su naturaleza por fin se ven preparados para unirse al Demiurgo con toda la información y conocimiento adquiridos durante centenares de noches en la clandestinidad. La razón puede ser que los rumores sean ciertos y haya aparecido un nuevo y poderoso Demiurgo, decidido a liderar a todos los seguidores del Círculo.

Siempre es difícil saber con certeza que ocurre en los archipiélagos de la confederación de los siete vientos. Su ubicación periférica y aislada es una barrera costosa de atravesar y que deja a buen recaudo sus asuntos e intereses. Hasta ahora, pues los sucesos que allí acontecen son difíciles de ocultar. En el Mar Interior se concentra la armada más poderosa desde los tiempos del descubrimiento del Nuevo Mundo. El Matriarcado de los Siete Vientos se dispone a dirigir la mayor misión de exploración desde que tuvo lugar la alianza de las Señoras del Mar. Aunque el objetivo no es claro, a pocos se les escapa lo que implica este hecho, las historias de matanzas en alta mar y de la colonización de tierras ignotas forman parte de la cultura popular.

El choque es inminente, el conflicto inevitable y en medio estás tú. Tus motivos tendrás para arriesgar la vida en una tierra de la que solo has oído hablar. La fidelidad a tu facción, tu curiosidad insaciable, tu instinto de aventura o una mezcla de todas ellas quizá sean las que te empujen a formar parte del inicio de esta saga épica. Ahora ya no tiene importancia porque la realidad es, que tú y los tuyos ya estáis en camino y la retirada ya no es una opción. 

El punto de partida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *